Me había despertado cansado y sin ganas de nada.
Aún así cumplí con las obligaciones del hombre que me tocó ser hoy, guionista de una conocida serie de dibujos. Escribiendo ese guión, que estaba dirigido a jóvenes, me di cuenta que daba una idea del amor totalmente negativa. Si las series de televisión que veían todos ellos les decían que el amor sincero y sin intereses no existe…quizás algún día llegarían a creerlo.
Series como Padre de familia, que tienen contenidos de humor ácido y que tratan el amor de manera un tanto ofensiva.
Peter se presenta como un hombre mal educado, con poca vergüenza y vago. La relación con su esposa es extraña ya que la trata de una manera muy poco correcta, no se plasma el amor (aunque haya alguna alusión).
Algo parecido pero en menor medida ocurre en los Simpsons. No dudo que Homer quiera a Marge pero se preocupa mucho más de si mismo que de ella. Aunque debo admitir que en The Simpsons aparecen más escenas en las que el matrimonio demuestra que se quiere.
Creo que si en la vida real, en una pareja uno de ellos se comportara como alguno de estos, la relación sería muy falsa o no se soportaría a alguien tan absurdo… ¿o quizás si? Porque todo el mundo sabe que cuando alguien se enamora… cierra los ojos y se deja llevar.


* Europa *